8 sept. 2012

La saga de los Rothschild

Sea cierta o no la participación de los Rothschild en una supuesta conspiración internacional, los miembros de esta familia son expertos en la práctica de un cierto "ocultismo” sobre sus actividades,- excepto las meramente empresariales-, al que ellos llaman “ tradición de discreción”. En este aspecto la unidad del clan parece basarse en la consigna del silencio, por lo que jamás ha existido filtración alguna por parte de ninguno de sus miembros incluso cuando los rumores sobre su infundada ruina se propagaron por toda Europa. Con los años, los Rothschild parecen haber entrado en una clandestinidad absoluta, negándose siempre a ofrecer entrevistas, salvo en muy raras ocasiones y sin compromiso, o incluso a ser fotografiados. Negociantes, banqueros, financieros, mecenas, grandes coleccionistas, constructores de palacios y ferrocarriles, filántropos o respaldo económico de políticos y familias reales, los Rothcshild no han podido escapar a un cuestionamiento intimidatorio por parte de la historia reciente, la cual,- por otra parte-, han contribuido a escribir. A pesar del lema familiar de “ integridad, unidad y actividad”, la saga de los herederos de Mayer Amschel Rothschild, - extraño personaje caracterizado por su tendencia a soñar y que gracias su perspicacia y conocimiento de las monedas antiguas amasó una enorme fortuna para el Gran Elector de Hesse y para él mismo durante las guerras napoleónicas -, ha inspirado recelos y temores, a la vez que se convertían en indispensables, en los círculos financieros desde 1812, año en el que muere el patriarca no sin antes haber dispersado a sus cinco hijos , - Nathan ( Londres), Amschel (Francfurt), Salomón (Viena), Carl ( Nápoles) y James ( París)-, por toda Europa, creando así toda una red financiera internacional de control del poder en toda su extensión. Es entonces cuando se institucionaliza el escudo familiar, presidido por cinco flechas que representan a las cinco ramas de los Rothschild, unidas con un nudo central. Comenzaba así la leyenda de la familia mas admirada a la vez que odiada por la elite del dinero, la política, la especulación y la conspiración. Su ascendencia judía ha marcado desde siempre, a veces truncándolos, los delirios de grandeza de la estirpe Rothschild, hasta el punto de verse obligados a utilizar grandes cantidades de dinero, influencias y sobornos en pro de esta causa. Tras el fracaso de Napoleón, emperador de Francia, en su intento de convertir el país galo en la tierra prometida para los judíos, Lord Lionel de Rothschild, hijo de Nathan, se vio obligado a soportar cinco reelecciones antes de ser admitido en el Parlamento inglés y es entonces cuando Edmond, vástago de James fundador de la rama francesa, decide proporcionar los fondos necesarios para la colonización judía en Palestina propiciando las primeras olas de emigración sionista a ese territorio (1882). Ciertamente, las acusaciones de sus mas acérrimos enemigos los convierten queriéndolo o no en elite del máximo poder ( poder invisible); en personajes capaces de dirigir a la masa mundial mediante una especie poder oculto donde se mezcla la manipulación, la conspiración y el dinero, hacia una nueva organización mundial acorde a sus mas perversos deseos. Se sabe, porque los comprobantes de pago pueden verse en el Museo de Londres, que Carlos Marx escribió sus obras londinenses a petición de Nathan, fundador de la rama británica, según se afirma con el objetivo de colaborar con los fines de Los Iluminados, altos grados de la masonería, que ya habían intentado con Napoleón la creación del primer gobierno mundial. Su pertenencia a la Comisión Trilateral ( cuya actividad se manifiesta a través del Consejo de Relaciones Exteriores), organismo privado creado en 1973 a instancias del Chase Manhattan Bank y considerado como el mayor conglomerado de potencias financieras e intelectuales jamás conocido, también despierta mas que suspicacias ante una supuesta conspiración que pretendería instaurar en el mundo una dictadura tecnócrata, un nuevo orden mundial muy cuestionable. El opaco, poco difundido y extraño comportamiento de esta organización, integrada por la banca Lehmann, el Chase Manhattan Bank y las multinacionales Unilever, Shell, Exon, Fiat, Caterpillar, Coca Cola, Saint-Gobain, Gibbs, Hewlett-Packard, Cummins, Bechtel, Mitsubishi, Sumitono, Sony, Nippon Steel, etc., así como por políticos de relevancia, ha levantado serias sospechas en los mas prestigiosos foros internacionales sobre derechos humanos, democracia, libertades individuales y seguridad mundial. Pero las estratégicas alianzas al máximo nivel de los Rothschild no terminan aquí. La “ Casa” financiera mas internacional forma parte del también cuestionado por sus fines e interconexionado con la Comisión Trilateral, Grupo Bilderberg, creado en 1954 por Bernardo de Holanda, al que pertenecen personalidades de la talla de Rockefeller, George Bush, Zbigniew Brzezinski, Robert McNamara, Henry Kissinger, Caspar Weinberger o Bill Clinton entre otros; y que según afirman sus detractores, persigue también ese hipotético nuevo orden universal donde la mayoría de la población mundial no tiene cabida. En este caso, los Rothchild no solo habrían financiado la creación de esta elitista organización, sino también la instauración de universidades del calibre de la London School of Economics. Aunque todo esto pueda sonar a ciencia-ficción, a nadie se le escapa la idea de que parece existir una enorme “mano negra” que impide que los Estados, los gobiernos y los políticos consigan cumplir los mandatos de las Constituciones democráticas, instaurar la paz o asegurar el bienestar social a pesar de que existan recursos para ello; lo que nos lleva a pensar que quizás esto no convenga y que nuestros mandatarios sean simples peones destinados a controlar a una población, por cierto, cada vez mas desinformada. Y si no, perdamos tiempo en reflexionar sobre la mundialización y la macroeconomía. Sea cierta o no la participación de los Rothschild en esta supuesta conspiración internacional, los miembros de esta familia son expertos en la práctica de un cierto “ ocultismo” sobre sus actividades,- excepto las meramente empresariales-, al que ellos llaman “ tradición de discreción”. En este aspecto la unidad del clan parece basarse en la consigna del silencio, por lo que jamás ha existido filtración alguna por parte de ninguno de sus miembros incluso cuando los rumores sobre su infundada ruina se propagaron por toda Europa. Con los años, los Rothschild parecen haber entrado en una clandestinidad absoluta, negándose siempre a ofrecer entrevistas, salvo en muy raras ocasiones y sin compromiso, o incluso a ser fotografiados. Uno de los personajes contemporáneos mas activos y enigmáticos del la estirpe del “ escudo” es sin lugar a dudas Benjamin Rothschild, presidente del Groupe LCF Rothschild y de la Compañía Financiera Edmond de Rothschild, creado en 1953 a iniciativa de su padre, el Barón Edmond de Rothschild, de la rama iniciada por James en París. El espíritu de internacionalidad inculcado por el viejo Mayer Amschel a sus hijos sin duda ha perdurado durante generaciones. Así, el grupo tiene presencia en todo el mundo desde París hasta Montevideo, pasando por Londres, Luxemburgo, Lugano, Milán, Lausana, Mónaco, Ginebra, Friburgo, Madrid, Hong Kong, Tel Aviv, Jerusalén, Taipei, Nassau, Montreal etc, sin contar el e-Rothschild, banco on line. Pero la pasión de por ahora el mas joven descendiente de la rama parisina de 40 años de edad son los vinos, afición heredada de su padre. “ El proceso de su elaboración significa continuidad, que es el verdadero signo de la vida, una continuidad que solo termina cuando se paladea ese caldo perfectamente elaborado”, afirma. Edmond de Rothschild construyó un imperio vinícola en Medoc, el corazón de la ruta de los grandes vinos de Burdeos, tras adquirir casi 80 hectáreas de terreno en 1973; algo casi impensable en una tierra eminentemente vinícola. Mas tarde se asocia con Anthony Ruppert con un solo objetivo, producir vino de calidad mundialmente reconocida en Fredericksburg, Africa del Sur, fundando la compañía Ruppert and Rothschild. Ya en 1999 el Grupo, en manos de Benjamin, adquiere 100 hectáreas de tierra virgen en Argentina, al sur de Mendoza, donde se han plantado cepas de los tipos Malbec, Cabernet Sauvignon, Merlot y Syrrah con la esperanza de obtener los mejores caldos argentinos a partir de 2010. No cabe duda de que “ l´art de vivre” se ha convertido en el estandarte de este sibarita Rothschild capaz de combinar a la perfección el “ savoir faire” y la responsabilidad en los negocios heredados con el disfrute de su legado. También armador, Benjamin de Rothschild, navegante y amante del mar y la competición desde su infancia, tiene un punto débil; el Gitana X . Se trata de un trimarán de 18,28 m de largo por 18 de ancho construido en Vannes y dotados de las mas punteras tecnologías; tripulado por un equipo de expertos formado por trece navegantes de elite mas su patrón, el mismísimo Rothschild. Con él participará en la próxima Copa América. Difícil de identificar, lo único que hemos podido encontrar de él es un retrato, sí es posible que alguno de nuestros lectores se haya topado con Benjamin de Rothschild sin saberlo. Nos referimos a todos aquellos que hayan tenido la gran suerte y el presupuesto adecuado para pasar unas vacaciones nevadas en Megève ( Alpes Franceses), y exactamente en el lujoso hotel “ Le Chalet du Mont D´Arbois” (http://www.chalet-montarbois.com/). Se cuenta que su abuela, la Baronesa Maurice de Rothschild dotada de un gran sentido estético, sucumbió ante la belleza del monte Arbois durante una visita en compañía de su profesor de skí, e hizo construir ese maravilloso hotel durante los complicados año 30 dedicándose posteriormente a la promoción de Megève, su entorno y sus propiedades. En 1933 se inaugura el primer teleférico de Francia en Rochebrune y en los años 50 Megève se había convertido en la primera estación de skí de Francia, visita obligada de la jet y las gentes de mas alto nivel adquisitivo. Megève es el refugio mas privado y entrañable del Barón Benjamin de Rothschild, donde seguro tiene la oportunidad de relajarse degustando un buen Brie de Meaux producido en sus propias granjas. La actividad filantrópica, puro ejercicio de marketing y lavado de imagen amén de algún que otro metal según las malas lenguas, ha sido desde principios del s.XX habitual en la casa Rothschild. En estos momentos la familia mantiene diez Fundaciones con sedes en Vaduz, Ginebra, New York, París e Israel, país donde se ocupa principalmente de proyectos educativos, - construcción de escuelas y universidades -, y médicos.

EL AFÁN DE RIQUEZA UNE A LA SAGA DE LOS ROTHSCHILD
Dos siglos después de que la banca de bancas iniciara la expansión de su imperio por Europa, las dos ramas de la familia Rothschild, la francesa y la inglesa, han sellado un matrimonio, nunca mejor dicho de conveniencia. La hija afortunada de esa fusión se llama Société Paris-Orléans. En competencia con Rockefeller, seguramente será Rothschild uno de los nombres que más frecuentemente se asocia cuando se hace mención a fortunas. La comparación a nivel cuantitativo entre ambas sería tarea harto compleja pero, a tenor de la extensión del imperio financiero y económico de la saga de los Rothschild, no resulta aventurado colocarla entre las más elevadas del reducido club de las grandes fortunas mundiales. Ahondando en la osadía, tampoco habría mucho riesgo de errar si se afirma que, además, seguirán en dicho club por mucho tiempo ya que, por lo menos en cuanto al sector de la banca se refiere, los Rothschild hacen lo posible para mantener y, como buenos banqueros, aumentar su patrimonio. Así, 200 años después de que comenzara la expansión de su imperio por Europa, las ramas francesa e inglesa de la célebre familia de banqueros acaban de finiquitar la fusión de sus capitales en una única sociedad de jurisdicción francesa: la Société Paris-Orléans. En realidad, se trata de la culminación de una operación comenzada hace cuatro años cuando unificaron la gestión de sus actividades bancarias en Concordia, una estructura de gestión común creada al efecto. Paris-Orléans ha adquirido por 446 millones de euros la participación de la rama inglesa en el holding bancario Concordia BV. La operación se realizará a través de la emisión de 647.000 acciones y en dinero «contante y sonante». Se creará una entidad nueva, una sociedad familiar que poseerá el 51,10 % del capital de Paris-Orléans y que garantizará «la unidad, la perennidad y la independencia» del grupo bancario. El principal accionista y directivo de la rama inglesa, Sir Evelyn de Rothschild, de 75 años, va a dejar en manos de sus tres hijos (Jessica, Anthony y David) la participación en la nueva sociedad, mientras que él recibirá aproximadamente la mitad del monto de la operación de emisión de acciones. El nuevo grupo calcula que, tras esta emisión, la capitalización en bolsa de Paris-Orléans será de 1.200 millones de euros. Rama francesa El presidente de la nueva entidad será, cómo no, otro Rothschild, pero de la rama francesa. Concretamente David de Rothschild, de 64 años, que actualmente preside RCH (Rothschild Continuation Holding) sociedad que controla el conjunto de las actividades bancarias del grupo. Fueron él y su primo Nathaniel quienes, en 1981, cuando el establecimiento bancario familiar fue nacionalizado tras la llegada del socialista François Mitterrand a la presidencia de la República, refundaron la firma familiar bajo la denominación Paris-Orléans con la ayuda de Eric (otro primo) y Edouard (su hermanastro) que, poco a poco, se alejaron del mundo de la banca para dedicarse a otras actividades. Sin embargo, Eric de Rothschild, que actualmente dirige el dominio vitícola del célebre vino bordelés Château Lafite-Rothschild y es considerado como el guardián del templo familiar, presidirá el Consejo de Vigilancia de la entidad recién fusionada y poseerá la mayoría de las acciones. Rivalidades Como en cualquier familia también en ésta, por muy poderosa y rica que sea, afloran rivalidades y viejos conflictos. El nuevo presidente de Paris-Orléans, David de Rothschild, deberá estar muy atento a las maniobras de Lord Jacob Rothschild cuyas ganas de venganza, a pesar de sus 71 años, no han remitido desde que en 1980, como consecuencia de un «golpe de estado» fomentado por su propio padre, tuvo que ceder la presidencia de la banca londinense N.M. Rothschild & Sons a su primo Evelyn. Este ha sido el artífice por la parte inglesa de la unificación de las dos bancas.. El lord que ejerce en el mundo de las finanzas posee una compañía de inversiones (RIT Partners) especializada en operaciones de bolsa y, aprovechando un proyecto de compra del banco holandés ABN Amro por parte de Barclays, ya ha lanzado algunos signos de guerra a David Rothschild que es miembro del Consejo asesor de Amro y favorable a la operación. El 40% de las acciones del grupo holandés está controlado por especuladores dispuestos a todo para hacer que suban las cotizaciones en bolsa y Lord Jacob Rothschild es alguien que posee gran influencia en el sector especulativo. De hecho, ayudado por su hijo Nat, ya hizo fracasar una operación parecida en 2005. Es posible, pues, que la divisa de los Rothschild «Integridad, Industria, Concordia» quede, una vez más, un tanto arrinconada. Sea como fuere, lo que parece evidente es que lo que no quedará relegado es el común denominador y la principal motivación de una estirpe de banqueros que ha sobrevivido a distintos trances históricos y a un sinfín de cambios políticos: acumular riquezas.

DOS PATRIARCAS DE LA DINASTÍA ACABAN DE FALLECER
A escasos dos meses de intervalo, dos de los patriarcas de la rama francesa han fallecido. El 5 de agosto moría en el Tirol, a los 90 años, el barón Elie de Rothschild que fue precisamente quien, tras haber servido con las tropas aliadas en la II Guerra Mundial, retomó el dominio vitícola Lafitte que fue confiscado a la familia durante la ocupación nazi y que es dirigido hoy por su sobrino Eric. Además de poseer el 25% del capital del imperio familiar, haber dirigido el banco Rothschild AG de Zurich y participado a la reconversión de la compañía ferroviaria Paris-Lyon-Marsella en una cadena de hoteles y restaurantes, era una gran coleccionista de obras de arte y conocido mecenas. El también barón Guy de Rothschild fallecía, por su parte, el 13 de junio pasado en París a los 98 años. Era el padre de David, la cabeza visible de la nueva entidad Paris-Orléans y de Edouard que adquirió en 2004 la mayor parte de las acciones del diario «Libération» y que, siguiendo la afición de su padre, es un gran adepto de la hípica. Guy de Rothschild dirigió el imperio bancario de la rama francesa y, además de la citada expropiación de 1981, también sufrió la de los nazis durante la ocupación. El gobierno colaboracionista de Vichy desposeyó a su familia de la nacionalidad francesa, así como de su patrimonio, por sus orígenes judíos. Rothschild huyó a los Estados Unidos y posteriormente se trasladó a Londres, donde se unió a la resistencia liderada por el general Charles de Gaulle. Tras la liberación, reconstruiría el banco en el Estado francés. Uno de sus colaboradores más conocidos fue Georges Pompidou quien se convertiría, más tarde, en presidente de la República. A.G.

UNA FAMILIA FINANCIERA&nbsp
Fue Meyer Amschel, fundador de la dinastía, quien adoptó el patronímico Rothschild que significa «escudo rojo» en referencia al blasón que adornaba su casa de Franckfort. Desde joven mostró gran habilidad para cambiar viejas monedas y se convirtió en el banquero de la corte del ducado de Hesse. De sus cinco hijos, uno se quedó con él y los demás se establecieron en Viena, Nápoles, Londres y París a principios del siglo XIX. Son sus descendientes, con mención especial a David de Rothschild, quienes hoy continúan desarrollando la estirpe financiera. Fuentes http://www.gara.net/paperezkoa/20070820/34304/es/EL-AFAN-DE-RIQUEZA-UNE-A-LA-SAGA-DE-LOS-ROTHSCHILD http://economia.terra.com.mx/noticias/noticia.aspx?idNoticia=201206141615_TRR_81308956

La saga de los RothschildSocialTwist Tell-a-Friend

1 comentario:

  1. hola, me parece muy acertada e interesante tu información sobre los rothschild. he leído el libro, la verdad os hará libres de david icke y se habla mucho sobre esta familia y su implicación en la manipulación mundial y los iluminati. sabes como podría documentarme más sobre esta familia, si existen libros o alguna página específica??? mi correo es mbelendue@hotmail.com
    muchas gracias
    belen

    ResponderEliminar

Hola! Deja tu comentario, te respondere a la mayor brevedad posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...