25 nov. 2009

Deuda de EE.UU.

Quienes pensaban que esta crisis tendría una solución rápida y que todo volvería a ser como antes en un par de meses, se llevarán una desilusión. Agotadas las herramientas del instrumental monetario y de las políticas fiscales, no hay solución a la vista. La salida de este pantano, o de esta larga cabalgata por el desierto amenaza con arrastrarnos a una década perdida global.

La gráfica nos muestra el incremento de la deuda de Estados Unidos, y de su estallido a partir del año 1981, que las próximas generaciones recordarán por siempre. Fijaros en cómo el nivel de deuda aumenta durante la Gran Depresión, cae rapidamente, y se mantiene estable desde el fin de la segunda guerra mundial hasta 1981. Gran parte del salto es producto del sector financiero (color verde) y el endeudamiento de los hogares (turquesa). Nótese la disminución de la deuda pública (burdeo) a fines de los 90 y su fuerte incremento desde 2008. Sólo el pago de los intereses de la deuda pública, que cruzó la barrera de los 12 billones de dólares, superará los 700 mil millones de dólares en 2019, frente a los 200 mil millones de dólares de este año.

Este salto de 500 mil millones de dólares, supera los intereses combinados de educación, energía, seguridad nacional y la guerra de Irak y Afganistán. Un déficit récord que comienza a poner en peligro los planes de Salud de la administración de Obama. Más aún cuando los inversionistas siguen apostando con el dólar apelando a las bondades que ofrecen los mercados de capitales.

Y Estados Unidos no será el único en enfrentar una enorme deuda financiera en los próximos años. Le acompañarán en esta peregrinación por el desierto otros países industrializados como Japón, Alemania y el Reino Unido.

Un artículo publicado ayer en The New York Times da cuenta del enorme agujero en que está la primera potencia económica mundial, generadora del 25% del PIB global. La caída en los precios de la vivienda en casi un 50%, y la duplicación de la deuda pública en dos años, ha llevado al banco francés Societe Generale, a emitir un informe para prepararse al colapso que viene.



De acuerdo a este informe de SG, el dólar seguirá deslizándose hacia abajo un 20%-25%, mientras la deuda pública global llegará a los 45 billones de dólares, un aumento de 2,5 veces en diez años. La pesadilla de la década perdida que inició Japón en 1990, se prolongará no sólo a Estados Unidos sino también a Europa. Las finanzas en las sombras desatada en 1981 por Ronald Reagan cuando aseguró que “los déficit no tienen la menor importancia”, están cambiando el mundo que creíamos conocer.

Deuda de EE.UU.SocialTwist Tell-a-Friend

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola! Deja tu comentario, te respondere a la mayor brevedad posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...