14 dic. 2009

Moda española

La moda española triunfa en todo el mundo a través de sus diseñadores, marcas de prestigio internacional o modelos que triunfan en las pasarelas internacionales como la de Milán, Londres, Nueva York o París desbancando a las top models más cotizadas del mercado. El mundo de la moda, por muy frívolo que parezca, es un negocio millonario que no sólo está permitiendo que empresas nacionales facturen millones de dólares sino que en todo el mundo se conozca España y en definitiva, se extienda el uso del castellano.

Un ejemplo de esta expansión a nivel internacional la protagoniza la empresa Zara, actualmente la más conocida del grupo Inditex, formado además por Pull & Bear, Massimo Dutti, Bershka y Stradivarius, un imperio textil formado por cientos de fábricas y 1.080 tiendas en 33 países distintos.

Inditex viste de moda a europeos, americanos, japoneses y a ciudadanos de Oriente Próximo; y llama la atención de personajes internacionales como Chelsea, la hija del ex presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, que modificó el itinerario presidencial para hacer sus compras en la tienda que tiene Zara en Ankara, la capital de Turquía donde su padre se encontraba de visita oficial.

La cuestión es que la anécdota tuvo amplia repercusión y significó una publicidad tan inesperada como gratuita para una compañía que, entre las características que la distinguen de sus competidoras, tiene la de sufrir una calculada aversión a anunciarse en los medios de comunicación. Parecida publicidad disfrutó cuando la modelo norteamericana Cindy Crawford apareció sin previo aviso por una de sus tiendas en Canadá.

Pero no sólo Inditex o Zara han sabido atraer al mercado extranjero. Sociedades con grandes volúmenes de facturación como El Corte Inglés, Loewe, Camper, Mango o Pronovias han sabido sacar partido. En el caso de Pronovias, la firma española que produce trajes para todas aquellas que deciden contraer matrimonio, es la mayor productora del mundo en su especialidad. Desde 1965, año en que se creó, su evolución ha sido siempre ascendente. Existen 100 tiendas con nombre propio en España, una en París y próximamente una en Nueva York, y 1.000 puntos de venta en tiendas multimarca, distribuidas en más de 40 países. Otra de los grandes imperios textiles es Mango. Con más de un centenar de tiendas en todo el mundo su expansión en 1998 fue tan increíble que tuvo un promedio de 10 aperturas de tiendas al mes. China y la India son las últimas inauguraciones de un gigante que emplea a más de 4.000 personas.

Pero detrás de éstas y otras empresas se encuentran los cerebros del diseño español. Son los artistas de la moda, nombres con apellido español que marcan estilo. Algunos han triunfado en el país para luego traspasar fronteras, otros han tenido que salir al extranjero para conseguir el éxito que les ha hecho profetas en su tierra. Son las dos caras de una moneda que luce con brillo propio en una profesión con mucho "glamour".

Entre los más destacados se encuentran nombres como Antonio Miró, Agatha Ruiz de la Prada, Pura López, cuyos productos se distribuyen en Asia, Australia, Latinoamérica y gran parte de Europa, Amaya Arzuaga, Pedro del Hierro, Paco Rabanne... Una larga lista de creadores que venden en todo el mundo.

En el caso de los sevillanos Victorio & Lucchino sus diseños se pueden encontrar en las mejores tiendas de Nueva York, en París son un punto de referencia, vendiendo asimismo en Italia, Alemania, el Reino Unido, Japón. Otros han logrado ser conocidos uniéndose, como es el caso de la Asociación Textil de Galicia, que cuenta entre sus miembros nombres tan reconocidos como Adolfo Domínguez, Javier Cañas Caramelo, o Roberto Verino. Cada uno de sus integrantes, 13 en la actualidad, factura millones de euros al año gracias a sus variadas y personales propuestas. Formar parte de este grupo les ha ayudado a que sean reconocidos, tanto en el ámbito nacional como en el internacional. Ellos, junto a otros diseñadores de ropa, han contribuido a que se pueda hablar con éxito de la moda española.

Pero sin duda las modelos españolas son las máximas culpables de que la moda española sea hoy reconocida a nivel internacional. Profesionales que pueden permitirse el lujo de ser denominadas como top models, un calificativo que sólo consiguen las mejores. Entre ellas, nombres como Eugenia Silva, para la cual es normal contemplarse en la Quinta Avenida de Nueva York. Un primer plano de su rostro ocupaba la valla de Escada. Eugenia ha desfilado para Yves Saint Laurent, Prada, Christian Dior. Ha hecho la portada de Vogue italiano, de Vogue americano, y campañas publicitarias para Óscar de la Renta o Clinique.

Por su parte Vanesa Lorenzo ha hecho recientemente una gran campaña. Hoy su rostro ilustra la publicidad de Gap y se ve, inmenso, al salir del aeropuerto de JFK y en Times Square. Pero no son las únicas. Esther cañadas, Inés Sastre, Laura Pone, Nieves Álvarez, Judith Mascó o Verónica Blume son modelos españolas que desfilan hoy por medio mundo, contribuyendo a que el castellano sea hoy en dia la segunda lengua más usada en el mundo. DonQuijote

Moda españolaSocialTwist Tell-a-Friend

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola! Deja tu comentario, te respondere a la mayor brevedad posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...