15 dic. 2009

¿Por qué rompemos nuestras promesas?

La ciencia tiene respuestas para todo. Mientras no nos pongan un chip en la cabeza para controlar nuestras emociones y nuestros más íntimos pensamientos, no está mal investigar.

Científicos de las universidades de Zurich (Suiza) y Constanza (Alemania) han descubierto los mecanismos mentales que subyacen bajo la decisión de romper una promesa, unos patrones de actividad cerebral que pueden incluso predecir si alguien va a romper una promesa o por el contrario, mantendrá su palabra. Los resultados de este estudio fueron publicados este mes en la revista 'Neuron'.

Los autores de este trabajo son el neurocientífico Thomas Baumgartner, y el economista Ernst Fehr, ambos de la Universidad de Zurich, y el también economista Urs Fischbacher, de Constanza.

Su objetivo era conocer los mecanismos cerebrales relacionados con el cumplimiento de las promesas y para ello, llevaron a cabo un experimento de interacción social controlado por un escáner cerebral donde la ruptura de una promesa proporcionaba beneficios monetarios para el incumplidor y para su pareja para la interactuación.

Los resultados de este trabajo demostraron que el incumplimiento de una promesa viene acompañado por un incremento de la actividad cerebral en areas del cerebro que juegan un papel importante en el proceso de la expresión de sentimientos y control de las emociones.

Este patrón de actividad cerebral sugiere que la ruptura de una promesa provoca un conflicto emocional en quien la incumple, debido a que el cerebro se ve obligado a no dar una respuesta honesta.

No obstante, el hallazgo más importante de este trabajo permite a los investigadores mostrar que los patrones cerebrales pueden predecir el comportamiento futuro de los individuos. De hecho, los sujetos que participaron en el experimento manteniendo la promesa y aquellos que las rompieron actúan exactamente igual cuando se realiza la promesa, ambos juran mantener su palabra. Sin embargo, la actividad cerebral en esta etapa delata a los incumplidores.

Según Baumgartner, estos hallazgos indican que la medición de la actividad cerebral podría incluso avisar de las intenciones malévolas de un individuo antes de que cometa un delito o falta, por lo que este descubrimiento podría servir "no sólo para detener a delincuentes, también para prevenir fraudes o planes criminales".

¿Por qué rompemos nuestras promesas?SocialTwist Tell-a-Friend

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola! Deja tu comentario, te respondere a la mayor brevedad posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...